Alimentos hijos mayores

Tribunal Supremo, Sala 1.ª, Sentencia de 17 de junio de 2015

Es procedente la extinción de la pensión alimenticia de la hija mayor que no tiene obstáculo alguno para insertarse laboralmente, dada su edad y excelente formación académica (licenciatura y estudios en el extranjero). La hija vive con su novio en Londres desde hace más de un año.

Tribunal Supremo, Sala 1.ª, Sentencia de 2 de junio de 2015

La pensión alimenticia de un hijo declarado incapaz no puede suprimirse, aunque no existe inconveniente en su suspensión durante el periodo que perciba una ayuda social en cuantía suficiente para afrontar los gastos que conlleva su estancia en una residencia.

Tribunal Supremo, Sala 1.ª, Sentencia de 19 de enero de 2015

Debe extinguirse la pensión alimenticia del hijo mayor de edad cuando el padre carece de medios siendo por tanto improcedente acordar la suspensión de la obligación hasta que venga a mejor fortuna.

Tribunal Supremo, Sala 1.ª, Sentencia de 10 de octubre de 2014

Teniendo los hijos de 39 y 32 años una minusvalías del 69% y del 65% respectivamente, la circunstancia de que perciban una prestación social no es motivo para extinguir la pensión alimenticia que se fijó a cargo del padre.

Tribunal Supremo, Sala 1.ª, Sentencia de 7 de julio de 2014

Que el hijo mayor de edad, por su discapacidad, pueda obtener una ayuda pública no es motivo para extinguir la pensión alimenticia que se reconoció a su favor en el proceso matrimonial, debiendo equipararse los alimentos a hijos en situación de incapacidad con los alimentos de los hijos menores de edad.

Tribunal Supremo, Sala 1.ª, Sentencia de 30 de junio de 2004.

Quien reclama alimentos ha de probar que está desasistido del sustento diario, alojamiento, vestido, asistencia médica y en determinados supuestos, de la instrucción cultural y profesional y que se halla en una situación de incapacidad total o parcial para realizar trabajos retributivos sean de tipo intelectual o manual. En consecuencia no procede fijar pensión alimenticia a un hijo de 25 años al no haber acreditado la necesidad, máxime cuando consta que trabaja en la explotación ganadera de la madre.

Tribunal Supremo, Sala 1.ª, Sentencia de 28 de noviembre de 2003.

Fijación de pensión alimenticia a favor de la hija mayor de edad sin que sea obstáculo para ello que hubiese trabajado durante algunos meses ni que comparezca asistida y representada por profesionales de libre designación.

Tribunal Supremo, Sala 1.ª, Sentencia de 1 de marzo de 2001.

Las hijas, graduadas universitarias, con plena capacidad física y mental y que superan los treinta años de edad no se encuentran, hoy por hoy, y dentro de una sociedad moderna y de oportunidades, en una situación que se pueda definir de necesidad, que les pueda hacer acreedores a una prestación alimentaria; lo contrario sería favorecer una situación pasiva de lucha por la vida, que podría llegar a suponer un “parasitismo social”.

Tribunal Supremo, Sala 1.ª, Sentencia de 23 de febrero de 2000.

Desestimación de la petición de alimentos efectuada por una hija mayor de edad que ha abandonado el domicilio familiar. No se puede pretender realizar un modelo de vida propio y con arreglo a unos principios de conducta, que atacan y contradicen a los del entorno familiar de los padres y seguir obteniendo las ventajas de acogimiento y económicas de dicho entorno, que se rechaza.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someonePrint this page