Compensatoria extinción

Tribunal Supremo, Sala 1.ª, Sentencia de 28 de abril de 2015

Aunque se concedió efectos civiles a la sentencia canónica de nulidad matrimonial, se mantiene la pensión compensatoria dado que no habiéndose solicitado medidas, el auto de homologación hizo referencia a que  las partes regularon las medidas del divorcio, adquiriendo firmeza dicho auto al no interponerse recurso de apelación por ninguna de las partes. En consecuencia, para pueda extinguirse la pensión tendrá que producirse un cambio sustancial de circunstancias.

Tribunal Supremo, Sala 1.ª, Sentencia de 29 de septiembre de 2014

Debe respetarse el pacto del convenio regulador que fijó la fecha de finalización del derecho a percibir la pensión compensatoria en un día cierto, y aunque este coincidía con la fecha en que el ex esposo cumpliría 65 años, ello no implica que la vigencia de la pensión se hiciese coincidir con la jubilación, por lo que la jubilación anticipada por incapacidad no puede considerarse como causa de extinción, aunque sí como alteración sustancial de circunstancias.

Tribunal Supremo, Sala 1.ª, Sentencia de 18 de noviembre de 2014

Si en la demanda de modificación de medidas se solicita la extinción de la pensión compensatoria por cambio de circunstancias, no es incongruente la sentencia que acuerda temporalizar a dos años la pensión vitalicia que se fijó en el divorcio.

Tribunal Supremo, Sala 1.ª, Sentencia de 26 de marzo de 2014

La diferencia entre las pensiones de jubilación de los cónyuges motivada por una menor cotización de la esposa justifica el mantenimiento de la pensión compensatoria. Aunque la demanda solicitando la extinción se interpuso cuando la esposa aún permanecía en activo y sus ingresos se aproximaban a la pensión que percibía el esposo, se tuvo en cuenta que en un breve espacio de tiempo aquella accedería a la jubilación.

Tribunal Supremo, Sala 1.ª, Sentencia de 25 de marzo de 2014

Si las partes pactaron una pensión compensatoria “vitalicia” que solo se extinguiría por matrimonio o convivencia marital, y que se reduciría o aumentaría en función del trabajo que realizase la esposa, debe respetarse el pacto por lo que procede desestimar la demanda de extinción interpuesta por el ex esposo que se basaba en la obtención de ingresos por parte de la ex esposa.

Tribunal Supremo, Sala 1.ª, Sentencia de 20 de junio de 2013

La pensión compensatoria debe extinguirse, la ex esposa ha consolidado su situación laboral y mantiene un nivel de vida adecuado a sus propias aptitudes para generarlo, aunque éste no sea igual al de su ex esposo. El principio de dignidad contenido en el art. 10 de la CE es argumento suficiente para justificar la independencia de los cónyuges una vez extinguido el matrimonio.

Tribunal Supremo, Sala 1.ª, Sentencia de 10 de diciembre de 2012

Al fijarse la pensión compensatoria en el convenio regulador sin limitación temporal ya se había producido el reparto de los bienes gananciales y era previsible que con el tiempo la dedicación de la esposa a la hija fuese menor, por lo que no habiéndose alterado las circunstancias no procede ni su modificación ni su extinción, pues no es un hecho determinante el mero transcurso del tiempo.

Tribunal Supremo, Sala 1.ª, Sentencia de 20 de abril de 2012.

Si los cónyuges pactaron una pensión compensatoria añadiendo que la esposa queda en total libertad para trabajar e iniciar otra vida laboral o negocial, sin que ello suponga detrimento del importe de la pensión a satisfacer por el esposo, debe mantenerse el pacto no impugnado en ningún momento con independencia de los ingresos que pueda percibir la esposa.

Tribunal Supremo, Sala 1.ª, Sentencia de 28 de marzo de 2012.

Se confirma la extinción de la pensión compensatoria acordada por la Audiencia Provincial al considerarse acreditada la relación análoga a la marital pues aunque la convivencia no fuese continuada bajo el mismo techo, el tercero acudía habitualmente a la vivienda e incluso que quedaba en ella muchos fines de semana.

Tribunal Supremo, Sala 1.ª, Sentencia de 9 de febrero de 2012.

Aunque al parecer no se produjo una convivencia continuada bajo el mismo techo, se habían producido continuas permanencias y/o visitas de uno en el domicilio del otro, encuentros de manera pública en compañía del tercero en su vehículo y en diversos establecimientos hosteleros de la ciudad y sus alrededores. Este tipo de convivencia debe considerarse como vida marital y da lugar a la extinción de la pensión compensatoria.

Tribunal Supremo, Sala 1.ª, Sentencia de 23 de enero de 2012.

Se extingue la pensión compensatoria habida cuenta que la ex esposa se encuentre en situación de excedencia voluntaria en su trabajo de enfermera no siendo obstáculo que lleve más de diecisiete años retirada de su actividad laboral.

Tribunal Supremo, Sala 1.ª, Sentencia de 25 de noviembre de 2011.

La estabilidad laboral de la esposa es causa para la extinción de la pensión compensatoria, pues con sus ingresos mantiene un nivel de vida suficiente y adecuado y que, si bien no es igual al de su esposo, ello no significa que deba serle equiparado, ya que el principio de dignidad contenido en el art. 10 CE debe servir de argumento para justificar la independencia económica de los cónyuges una vez extinguido el matrimonio.

Tribunal Supremo, Sala 1.ª, Sentencia de 27 de octubre de 2011.

El simple paso del tiempo no constituye una causa de extinción de la pensión compensatoria, salvo que se haya pactado a plazo o bien se haya impuesto judicialmente de forma temporal.

Tribunal Supremo, Sala 1.ª, Sentencia de 3 de octubre de 2011.

Para valorar si la herencia recibida por la ex esposa es causa de modificación o extinción de la pensión compensatoria habrá que tener en consideración su entidad en el plano económico, la disponibilidad sobre los bienes que la integran y la posibilidad de rentabilizarlos. En el presente caso la mayoría de bienes están siendo usufructuados por la madre de la ex esposa, por lo que no concurre causa de modificación.

Tribunal Supremo, Sala 1.ª, Sentencia de 3 de octubre de 2008.

Ni el mero transcurso del tiempo, ni la liquidación de la sociedad de gananciales, ni el nacimiento de un nuevo hijo del obligado al pago de la pensión compensatoria son motivos hábiles para que aquella se extinga.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someonePrint this page