Compensatoria improcedencia

Tribunal Supremo, Sala 1.ª, Sentencia de 27 de noviembre de 2014

Se deja sin efecto la pensión compensatoria fijada en la instancia condicionada a que la esposa pueda perder el puesto de trabajo, dado que el desequilibrio debe existir en el momento de la separación o el divorcio. Si pierde el trabajo, el desequilibrio no será consecuencia de la ruptura matrimonial sino que vendría provocado por el despido posterior.

Tribunal Supremo, Sala 1.ª, Sentencia de 30 de septiembre de 2014

Habiéndose prolongado la separación de hecho durante cinco años, sin petición económica alguna, no cabe presumir la existencia de desequilibrio económico al momento de la ruptura, por lo es improcedente fijar pensión compensatoria en el procedimiento de separación.

Tribunal Supremo, Sala 1.ª, Sentencia de 18 de marzo de 2014

Aunque la empresa para la que trabaja la esposa es controlada por el esposo, no procede fijar pensión compensatoria en prevención de que tras el divorcio se produzca el despido.

Tribunal Supremo, Sala 1.ª, Sentencia de 20 de febrero de 2014

Aunque es dudoso el desequilibrio, pues el esposo asume la carga del mantenimiento de la hija que con él convive y la pensión de alimentos respecto de la otra, así como el 80% de los gastos extraordinarios que se produzcan, éste no trae causa de la mayor dedicación de la esposa al cuidado de la familia, ni tampoco de la dedicación a la actividad económica del esposo, por lo que no procede fijar pensión compensatoria.

Tribunal Supremo, Sala 1.ª, Sentencia de 19 de febrero de 2014

No acreditó la esposa una especial dedicación a la familia que dificultase su actividad profesional y por tanto, no procede fijar pensión compensatoria.

Tribunal Supremo, Sala 1.ª, Sentencia de 3 de junio de 2013

No puede concederse una pensión compensatoria solicitada siete años después de tener lugar la ruptura efectiva de la convivencia conyugal, sin que durante todo ese período mediara reclamación alguna entre los cónyuges y sin que se haya podido constatar ninguna vinculación económica, ni de otro tipo.

Tribunal Supremo, Sala 1.ª, Sentencia de 17 de mayo de 2013

La desigualdad de ingresos entre los cónyuges cuando no es consecuencia de la mayor dedicación a la familia de uno de ellos, no da derecho a la pensión compensatoria.

Tribunal Supremo, Sala 1.ª, Sentencia de 17 de diciembre de 2012

Al no dedicarse ninguno de los cónyuges exclusivamente al cuidado de los hijos ni al hogar familiar y habiendo desarrollado cada uno de ellos una actividad empresarial autónoma, no se fija pensión compensatoria aunque los ingresos del marido sean sustancialmente mayores. También se tiene en cuenta que separados desde el año 2004 la petición de pensión se hizo en el año 2008.

Tribunal Supremo, Sala 1.ª, Sentencia de 4 de diciembre de 2012.

El desequilibrio que debe compensarse ha de tener su origen en la pérdida de derechos económicos o legítimas expectativas por parte del cónyuge más desfavorecido por la ruptura, a consecuencia de su mayor dedicación al cuidado de la familia, de manera que carece de interés a tal efecto el desequilibrio cuyo origen no se encuentra en esa mayor dedicación a la familia y a los hijos.

Tribunal Supremo, Sala 1.ª, Sentencia de 19 de octubre de 2011.

Se deja sin efecto la pensión compensatoria que fijó la Audiencia Provincial condicionada a la pérdida del trabajo que la esposa realiza en una de las empresas del marido.

Tribunal Supremo, Sala 1.ª, Sentencia de 22 de junio de 2011.

Por el simple hecho de que el esposo tenga mayores ingresos que la esposa no nace el derecho a la pensión compensatoria, pues es necesario confrontar la situación inmediatamente anterior a la ruptura con la que van a tener que soportar a resultas de esta.

Tribunal Supremo, Sala 1.ª, Sentencia de 19 de enero de 2010.

No se fija pensión compensatoria ya que la esposa ha mantenido intacta durante el matrimonio su capacidad de trabajo y ha trabajado cuando lo ha considerado conveniente o ha podido, dándose la circunstancia que por estar vigente el régimen de gananciales, es titular junto a su esposo de todos los bienes adquiridos durante la convivencia. El derecho a la pensión compensatoria no es un derecho de alimentos, sino que está basado en la existencia de desequilibrio vinculado a la ruptura por lo que debe demostrarse este elemento siendo irrelevante la concurrencia de necesidad.

Tribunal Supremo, Sala 1.ª, Sentencia de 5 de noviembre de 2008.

Teniendo en cuenta que el esposo en el momento de la separación se encontraba en el paro percibiendo unos ingresos de 760 no procede fijar pensión compensatoria a favor de la esposa al no existir desequilibrio económico.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someonePrint this page