Hipoteca

Tribunal Supremo, Sala 1.ª, Sentencia de 21 de octubre de 2014

Aunque que el pago del préstamo hipotecario se considere carga de la sociedad de gananciales y no carga del matrimonio, no existe ningún obstáculo para que en la sentencia de divorcio se acuerde el pago por mitad de las cuotas del préstamo.

Tribunal Supremo, Sala 1.ª, Sentencia de 17 de febrero de 2014

Aunque no sea carga del matrimonio, puede incluirse en la sentencia la obligación de pago por mitad del préstamo hipotecario que concertaron ambos cónyuges, aun cuando la vivienda es privativa de la esposa.

Tribunal Supremo, Sala 1.ª, Sentencia de 30 de abril de 2013

Si en el convenio regulador los cónyuges pactaron que el préstamo hipotecario se abonaría en exclusiva por el esposo, aunque no se trate de una carga del matrimonio, debe respetarse en el divorcio el acuerdo, sin perjuicio del reembolso que proceda en el momento de la liquidación de la sociedad de gananciales.

Tribunal Supremo, Sala 1.ª, Sentencia de 26 de noviembre de 2012.

El pago de la hipoteca que grava la vivienda familiar debe hacerse por mitad entre ambos cónyuges.

Tribunal Supremo, Sala 1.ª, Sentencia de 26 de Noviembre del 2012

No puede condenarse a uno sólo de los cónyuges al abono de la totalidad de los préstamos que gravan los inmuebles gananciales, dado que al no tratarse de una carga del matrimonio, su pago debe hacerse de acuerdo con la escritura de préstamo.

Tribunal Supremo, Sala 1.ª, Sentencia de 28 de marzo de 2011.

El pago del préstamo de la hipoteca tras la separación no es una carga del matrimonio sino que  constituye una deuda de la sociedad de gananciales y como tal, queda incluida en el art. 1362, 2º CC, por lo que su pago debe hacerse por mitad y no en función de los ingresos que tengan los cónyuges.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someonePrint this page