Padres

Tribunal Supremo, Sala 1.ª, Sentencia de 6 de noviembre de 2014

El padre solicitó la custodia compartida por haber trasladado su residencia a la ciudad donde vive el hijo, pero se optó por mantener la custodia materna, si bien ampliando el régimen de visitas incluyendo la pernocta en los días entre semana. Esta ampliación no perjudica el interés del menor que tiene ya 14 años.

Tribunal Supremo, Sala 1.ª, Sentencia de 13 de julio de 2012.

En el recurso de casación solo puede examinarse si el juez a quo ha aplicado correctamente el principio de protección del interés del menor en el momento de establecer el régimen de visitas, y el Tribunal Supremo no puede entrar a juzgar los criterios utilizados para su determinación cuando sean razonables y se ajusten a dicho interés.

Tribunal Supremo, Sala 1.ª, Sentencia de 29 de junio de 2012

La satisfactoria evolución del padre, la buena relación con la hija y con la familia paterna aconsejan una ampliación del régimen de visitas, no siendo obstáculo para ello que el padre fuese condenado por un delito de violencia doméstica al haberse cumplido ya la pena impuesta.

Tribunal Supremo, Sala 1.ª, Sentencia de 20 de octubre de 2011.

La inexistencia de relaciones y la hostilidad existente entre el hijo y su madre, no constituyen justa causa para impedir que se fije un régimen de visitas para que ésta pueda relacionarse con sus nietos.

Tribunal Supremo, Sala 1.ª, Sentencia de 25 de abril de 2011.

Al haber sido el padre absuelto de la denuncia penal por un delito de exhibicionismo, se acuerda fijar un régimen de visitas progresivo que, pasado un año, se normalizará con fines de semana alternos y vacaciones escolares.

Tribunal Supremo, Sala 1.ª, Sentencia de 11 de febrero de 2011.

Es procedente no fijar un régimen de visitas cuando se considera probada la conducta violenta del padre dado que según la Sentencia de la Audiencia Provincial existen pruebas de una posible situación de violencia familiar y aunque el padre no ha sido condenado por haber acabado el procedimiento con perdón de la ofendida, la madre se ve obligada a vivir en una vivienda facilitada por la administración en respuesta a las situaciones de violencia y el padre puso de relieve los episodios de violencia ocurridos durante las vistas celebradas, siendo acordado su desalojo.

Tribunal Supremo, Sala 1.ª, Sentencia de 28 de septiembre de 2009.

El interés del menor debe ser valorado por la Audiencia Provincial y no por el Tribunal Supremo a menos que en las actuaciones figuren “graves circunstancias que aconsejen otra cosa”, y por tanto, si la Audiencia consideró que procedía la supresión de la pernocta en las visitas intersemanales, debe mantenerse tal criterio, ya que además, los informe del equipo psicosocial aunque son preceptivos no son vinculantes.

Tribunal Supremo, Sala 1.ª, Sentencia de 21 de noviembre de 2005.

El derecho de visitas ha de ceder ante los supuestos de presentarse peligro concreto y real para la salud física, psíquica o moral, como sucede en el presente caso en el que el padre fue condenado por actos de violencia sobre su hijo.

Tribunal Supremo, Sala 1.ª, Sentencia de 16 de noviembre de 2005.

Desestimado el recurso de casación ya que por la recurrente no se denuncia la violación de una norma sustantiva concreta, sino una valoración diferente de la mantenida por el Juzgador de instancia de las circunstancias concurrentes en el caso concreto para aprobar el régimen de visitas y estancias del padre con su hija menor.

Tribunal Supremo. Sala 1.ª, Sentencia de 10 de febrero de 1999.

No es procedente decretar el total y permanente aislamiento de comunicación entre el padre y la menor, sin perjuicio de las limitaciones y cautelas que, dependiendo de cada supuesto, sea necesario establecer.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someonePrint this page