■ La hija no quiere irse con el padre y la madre no tiene nada que ver en ello.

AP Madrid, Sec. 22.ª, Auto de 3/9/2007

Comentario: Teniendo en cuenta la edad de la menor (13 años) y que no ha quedado acreditado que su negativa a cumplir el régimen de visitas con su padre venga motivado por la influencia materna, se acuerda la suspensión del régimen de visitas establecido en la sentencia de divorcio sin perjuicio de que modificadas las circunstancias pueda reanudarse el mismo.

Para continuar con la lectura es necesario ser cliente PREMIUN. Si ya es cliente inicie sesión. introduciendo su clave de usuario. Si aún no es cliente debe registrarse.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someonePrint this page