■ Es contrario a la buena fe que la sociedad mercantil del esposo reclame a la esposa el pago del tratamiento médico que esta recibió en su día

Con ocasión de tramitarse el divorcio, la empresa mercantil de la que es propietario el esposo y un hijo interpuso una demanda de juicio ordinario contra la esposa reclamándole los cerca de 20.000 euros que costó el tratamiento médico que recibió en una clínica privada.

Para continuar con la lectura es necesario ser cliente PREMIUN. Si ya es cliente inicie sesión. introduciendo su clave de usuario. Si aún no es cliente debe registrarse.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someonePrint this page