■ Marcharse del domicilio no implica aceptar la custodia del progenitor que se queda en la vivienda

La salida de uno de los progenitores del domicilio familiar no puede calificarse jurídicamente como aceptación de la custodia por el progenitor que continua en la vivienda con el hijo. Este es el criterio de Tribunal Supremo que acordando la custodia compartida casó la sentencia de la Audiencia Provincial que consideraba a este modelo como un sistema excepcional.

Para continuar con la lectura es necesario ser cliente PREMIUN. Si ya es cliente inicie sesión. introduciendo su clave de usuario. Si aún no es cliente debe registrarse.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someonePrint this page