■ Si llegaron al acuerdo de que el esposo se quedaría con la vivienda por un determinado precio, hay que respetarlo.

Se desestima la acción de división de cosa común al acreditarse que existía el acuerdo entre las partes de que el inmueble se adjudicase en pleno dominio a uno de los cónyuges y por el precio que pactaron, habiéndose perfeccionado por tanto la compraventa.

Para continuar con la lectura es necesario ser cliente PREMIUN. Si ya es cliente inicie sesión. introduciendo su clave de usuario. Si aún no es cliente debe registrarse.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someonePrint this page