Si ambos progenitores poseen capacidad para educación de su hijo ¿Porqué no hay custodia compartida?

Nuevamente llega al Tribunal Supremo un caso en el que acordada la custodia compartida por el Juzgado, la Audiencia Provincial la deja sin efecto.

El razonamiento jurídico de la Audiencia es que “ merced a las pruebas practicadas, no se puede concluir que sea más beneficioso atribuir la custodia compartida a ambos progenitores. Se basa en el informe emitido por el equipo técnico psicosocial, que recomienda como oportuno que la guarda y custodia la siga ejerciendo la madre y que los menores tengan un contacto amplio y flexible con su padre, y destaca como factor que desaconseja la custodia compartida el enfrentamiento existente entre aquéllos, ya que considera que el elevado nivel de pugna interparental y falta de consenso entre ambos progenitores podría repercutir en la estabilidad y desarrollo emocional de los menores y sumirlos en un conflicto de lealtades”.

El Tribunal Supremo, en su Sentencia de 11 de febrero de 2016, se limita a aplicar su reiterada jurisprudencia en relación a la custodia compartida y considera que “El hecho de que los progenitores no se encuentren en buena armonía es una consecuencia lógica tras una decisión de ruptura conyugal, pues lo insólito sería una situación de entrañable convivencia. Partiendo de ello, no apreciamos en autos factores que permitan entender que los progenitores no podrán articular medidas adecuadas en favor de sus hijos, sobre los que ya han sabido tomar acuerdos de consuno“.

 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someonePrint this page